Calzarse una sonrisa

Cuando estaba convencida de que esto no lo veían más que cuatro gatos era más fácil, podía ser yo, decir lo que pensaba y sentía en cada momento.
Sentirme en un escaparate me inhibe, hace que me cueste más expresar lo que ocurre y me ocurre.

He aprendido a "calzarme" una sonrisa, sí, calzarme, porque a veces necesito utilizar un calzador para ocultar la tristeza que asoma en mi mirada.
¡Qué cursi suena, pero es lo que siento ...

La vida sigue, y las clases siguen, claro que hemos hecho cosas, actividades escolares y extraescolares que han resultado interesantes y que debería contaros, si tuviera fuerzas para hacerlo.

Hemos ido a Manzanares y la Pedriza con los alumnos de 2º, una excursión garantizada en primavera, con fantásticos paisajes y buen rollito. Tengo un montón de fotografías, quise hacer una presentación para que lo vieráis por vosotros mismos pero, resulta que no tenemos la autorización de los padres de algunos alumnos para publicar su imagen, alguien me sugirió que les pidiera que se apartaran cuando fuera a tirar fotos...

¿Cómo podía hacer algo así?...
¿Apartarlos del grupo?... 
Asumí el riesgo y tiré fotos a diestro y siniestro, ya las seleccionaría en casa, pero... en todas partes están todos.
¿Cómo hacer la selección?

Alguien me ha sugerido que les "corte" la cabeza.
Lo que me faltaba, ir cortando cabezas, y de alumnos nada menos.
Así que me he "quedao ahí", sin saber muy bien qué hacer.

Son esfuerzos que hago por ellos, no estoy en mi mejor momento para dedicar demasiadas horas libres a darles un gusto, pero si además el gusto de algunos conlleva el disgusto de otros, se me quitan todas las ganas.

Ayer fuimos al templo de Debod con los alumnos de 1º.
Previamente habíamos trabajado la cultura egipcia, eso supuso apartar la prehistoria por unas semanas, para luego retomarla, pero entiendo que no tiene mucho sentido realizar una actividad escolar sin tener un trabajo previo en torno a la misma. 
También me parece imprescindible hacer una evaluación de contenidos después de realizarla, no creo que tengamos que "sacar " a los alumnos para cumplir con una programación, creo que las salidas tienen que ser un complemento imprescindible de esas programaciones que nos esforzamos por cumplir.

¡Oh my good!
Dentro de una hora tengo clase, así que voy a empezar a calzarme la sonrisa diaria, voy a intentar aparcar esta tristeza que me invade desde hace ya 9 años, se dice bien, y sin solución de que termine todo, y voy a "tirar palante" porque no puedo hacer otra cosa.






2 comentarios:

  1. ¿Qué te pasa para que estés tan triste?

    ResponderEliminar
  2. La vida que no siempre es fácil.

    Pero, hay que seguir.

    Gracias.

    ResponderEliminar